Prensa Mercosur - Noticias del Mercosur en Radio Tv y Diario.

Switch to desktop Login

Home

El problema mundial de las drogas requiere una "evaluación honesta y sincera" sobre desafíos y obstáculos, porque el narcotráfico "no puede seguir cobrándose vidas" ni hacer vulnerables a las personas, afirmó el secretario de la Sedronar, Juan Carlos Molina, ante delegados de Naciones Unidas en Nueva York.
 
Molina encabezó la delegación argentina que participó en el Debate Temático sobre el Problema Mundial de las Drogas de la Asamblea General de la ONU, donde pidió "hacer una evaluación honesta y sincera" sobre los avances y retrocesos en la materia, logros y fracasos, desafíos y obstáculos para conseguirlos.
 
"Es importante que estemos todos para hacerlo, ya que el tema que nos convoca no puede seguir cobrándose vidas ni exponer a situaciones de vulnerabilidad a los sujetos", enfatizó y agregó: "no le encontramos la vuelta porque no miramos o no queremos mirar dónde está el verdadero problema" del narcotráfico.
 
El funcionario aludió a lo afirmado por la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en la Cumbre de las Américas, acerca de que "deberían abordar fundamentalmente los países que más consumen droga este problema, que no son justamente los países que la producen, y fundamentalmente también, el nudo de la cuestión: el financiamiento".
 
"Fíjense qué contradicción: con la droga y el dinero se quedan los países desarrollados; con los muertos y las armas, los pobres de América Latina", dijo entonces la Presidenta.
 
Molina propuso implementar "nuevos y variados enfoques para abordar el problema mundial de las drogas (...) combatiendo al narcotráfico y al lavado de dinero con medidas duras e implementando medidas de no criminalización de los consumidores".
 
"El desarrollo humano con inclusión no es compatible con estigmatización, vulneraciones de derechos, avasallamiento de libertades individuales, ni criminalización", advirtió.
 
El titular de la Sedronar condenó la pena de muerte, en referencia a la reciente ejecución por tráfico de drogas de ocho personas en Indonesia.
 
"Debemos seguir condenando enfáticamente la pena de muerte en el marco del narcotráfico y en cualquier otro marco. Es imperioso recordar y afirmar la necesidad de un reconocimiento y un respeto universal de la dignidad inalienable de la vida humana, en su inconmensurable valor", expresó.
 
También pidió a los delegados "que la burocrática diplomacia, los tecnicismos, las peleas por puntos y corchetes, no nos gane esta batalla de mirar a los otros como lo más importante".
 
"El tiempo de nuestros pueblos es más importante que los tiempos de estos organismos, a veces duros, eternos y de mucho papel".
Y concluyó: "En Argentina decimos 'la patria es el otro'. El ombligo no es ni Naciones Unidas, ni OEA, ni UNASUR, ni Estados Unidos, ni Europa. El centro son los otros, sujetos de derechos y víctimas del poder".
 
Télam

Todos los derechos reservado a Prensa Mercosur / Copyright 2015

Top Desktop version